Gin Mare

VISITAMOS LA MICRO DESTILERIA EN VILANOVA
Y LOGRAMOS QUE IMPORTEN ESTE SÚPER PREMIUM

Gin Mare

Gin Mare2

LO CONOCIMOS EN LONDRES, VISITAMOS LA DESTILERÍA CERCA DE BARCELONA, Y AL VOLVER LO RECOMENDAMOS A UNA EMPRESA PARA QUE LO IMPORTARA. ASÍ FUE COMO PUDO EMPEZAR A LLEGAR ESTE GIN ARTESANAL DESCONOCIDO EN AMÉRICA LATINA, BASADO EN UN PACKAGING PRECIOSO Y UNA RECETA INÉDITA, AUNQUE SEA CARO Y PARA UN SEGMENTO MINÚSCULO DE CONOCEDORES Y AMANTES DE LOS SÚPER PREMIUM. SIN UN EMBAJADOR NI NADIE QUE HAYA CONOCIDO ESTA DESTILERÍA Y TE PUEDA EXPLICAR EL PRODUCTO CON PROPIEDAD Y CONOCMIENTO, BAR AND DRINKS TE MUESTRA EN DETALLE TODO, COMO SIEMPRE ÚNICO MEDIO RECORRIENDO DESTILERÍAS POR TODO EL MUNDO.

Por GASTÓN REGNIER

En mayo de 2014 llegamos a LONDRES en el marco de una gira por Europa recorriendo destilerías, grandes plantas cerveceras y los mejores bares del planeta. Allí de la mano de mi amigo Diego Prisco -manager de la prestigiosa cadena de restaurantes “Buenos Aires SteakHouse”- conocimos el Gin Mare. Lo probamos y enseguida Diego ofreció contactarnos con el brand ambassador Jorge Balbontín para poder visitar la planta, sabiendo que íbamos para Barcelona semanas después. Así seríamos el 1er Medio argentino y de Latinoamérica en conocer esta destilería.
Procedentes de Ibiza aterrizamos en el Aeropuerto del Prat y a la salida nos esperaba la camioneta con el “cocktail manager” de nacionalidad chilena, que junto a unos pocos profesionales de bares viajamos 42 kms hasta VILANOVA, siempre dentro de Cataluña.
El portón se abrió y ante nosotros se erigió en el medio de un jardín, una pequeña pero pintoresca capilla. A un lado una barra móvil, varios copones, algunas sillas y quien ofició de anfitrión: ANTONIO POZO. Por entonces director de exportaciones y marketing de Destilerías MG, en su linkedin afirma que ha tenido “Participación activa y decisiva en fases de conceptualización, creación, branding, packaging, lanzamiento y seguimiento de 2010 a 2015”. Hoy es gerente comercial para Cataluña en los licores franceses Marie Brizard.

LA HISTORIA DEL LUGAR

La amplia charla abordó diversos temas referente al producto, la historia de la empresa y al mercado de Gins en España. El director de exportaciones comenzó explicando que esta ciudad de Vilanova de 65.000 habitantes, al lado de Sitges, nació gracias al puerto. Hace un siglo la compañía Pirelli hizo “una revolución industrial” en la zona, por eso surgió el puerto que hoy es el 3ro del país. Toda la zona hoy es un centro industrial interesante, ubicado entre Barcelona y Tarragona sobre la costa del Mar Mediterráneo.
El mini alambique de tipo florentino y de 250 litros utilizado para elaborar Mare, se encuentra en una capilla o “hermita” como la definen allí, que en el año 1760 era de los pescadores. El gerente explicó que a principios de los años 1920´s iba a ser destruida, por lo cual la trasladaron de la playa donde estaba a donde está emplazada hace casi un siglo. En este predio de Mare, de 1910 a 1920 vivían unos frailes siendo una zona de recreo, quienes se ofrecieron a trasladarla piedra por piedra!
Hacia 1950 el predio fue adquirido por la familia GIRO RIBOT y destinó la hermita como sala de reuniones. Así se mantuvo 60 años hasta que nació Gin Mare en 2010.
Los GIRO RIBOT eran comerciantes de bebidas desde 1835, pero su 1ra incursión en gins se inició en 1930 cuando Manuel Giro Sr. lanzó “Gin MG”, uno de los de mayor venta en España y que ahora va a importar a la Argentina José Millán. Hoy son los nietos Marcos y Manuel Jr. quienes dirigen la empresa Destilerías MG, productores de Gin Mare asociados a Global Premium Brands (hoy Vantguard).

ACEITUNAS +7

En 2007 comenzó el desarrollo de este gin artesanal destinado al naciente segmento de súper premium, abierto por la marca “Hendrick´s” (ver Bar and Drinks N°53 - especial Escocia). Cuentan que no querían hacer un gin español ni catalán, que ya había bastantes como el pionero Gin Xoriguer de las islas Baleares, por lo cual se les ocurrió relacionarlo con el Mar Mediterráneo.
Durante un año y medio hicieron pruebas con 45 botánicos, dado que la región de la Costa Dorada tiene abundantes y de excelente calidad. Vieron que siempre estaban las ACEITUNAS de diferentes tipos y países que daban al mar. Después de varios debates y degustaciones los hermanos eligieron la aceituna arbequina como su botánico local, y se quedaron con otros 33 como: orégano, laurel, coriandro, cardamomo, romero, albahaca, cítricos, tomillo, bayas de enebro, etc. Entonces destilaron cada botánico por separado, estudiaron cada uno y cómo resultaban mezclados. Así definieron que, lógicamente, el ENEBRO sea su base, proveniente de fincas propias en Terruel.
Luego acudieron a 8 sommeliers de Madrid y a 8 de Barcelona para elegir muestras. Llama la atención que no acudieron a bartenders. La decisión del maestro destilador (jubilado en 2012) fueron 8 botánicos y la de marketing destacar 4 en la botella: ACEITUNA arbequina española –con denominación de origen-, TOMILLO de Grecia, ALBAHACA de Italia y ROMERO de Turquía.

DESTILANDO EN LA CAPILLA

Ya dentro de la capillita franqueada por 2 altos y delgados árboles, encontramos a un costado y apoyado en el piso a un diminuto alambique de cobre. La respuesta fue que databa de los años ´40s y que en base al mismo hicieron una réplica más grande, la que destilaba cada uno de los 8 botánicos para Mare.
Explicaron allí que la mitad del alambique ubicado en el lugar del altar, es llenado del mejor alcohol de cereales proveniente de Francia. El alcohol NO es de cebada –como salió en varios medios sin conocimientos- sino de maíz en su mayor parte y de centeno. La otra mitad del alambique de 225 lts lo llenan de agua filtrada de pozo.
Debido al bajo rendimiento de aceitunas arbequina cuando son jugosas, utilizan hasta 15 kgs por lote de destilación. También añaden cítricos, cardamomo y cilantro junto con tomillo, albahaca, romero y bayas de enebro. Mientras que los cítricos se maceran juntos hasta por 300 días en alcohol neutro de 50°, los otros botánicos por separado de 24 a 36 horas para luego destilarse de forma individual.
Los cítricos son una combinación de naranjas dulces de Sevilla, amargas de Valencia y limones de Lleida. Cada año la destilería recibe 200 kgs de cáscara de naranjas y 80 kgs de cáscara de limones, teniendo en cuenta que 8-9 kgs rinden 1 sólo kg de cáscara.
El alambique tiene un doble cuello para generar un reflujo. Allí la destilación dura unas 4 horas y media y produce un corte de corazones de unos 105 lts por lote. En tanto colas y cabezas son reciclados. Una vez que las 6 destilaciones diferentes han tenido lugar, van a parar a pequeños tambores. De allí mismo pudimos catar cada una, algunas eran increíbles. Luego se mezclan todas con más alcohol neutro y con agua para crear Gin Mare, en el blend final de 42,7% alc. Este blend final y luego el embotellado lo realizan en la planta principal de la destilería, que está en el mismo predio detrás de la capilla.

PUNTAJES “REALES”

El producto es bueno. No en vano lucen en la capilla unos cuadros con los diferentes premios anuales del prestigioso BTI de Chicago – USA: 91 pts en 2011 y 92 pts en 2010. El actual puntaje es de 94 pts, siendo el 11mo gin en calidad de la lista mundial que ha evaluado el BTI (ver en www.tasting.com), aunque sin incluir Hendrick´s y las marcas más famosas.
Por otro lado es curioso ver un cuadro en la capilla, con una carta de la Casa Real española fechada en 2011, agradeciendo el envío del Mare de muestra a los reyes.

MARKETING Y PRECIOS

El mayor acierto de esta marca es la elección del nombre y de la botella, que sin duda no es copia de nada. La botella cónica actual, muy elegante y fresca, fue lanzada en 2012 combinando formas rectas y curvas, con reflejos blancos y azules que sugieren una síntesis entre cielo, mar, agua y espuma. En su base curva emula una ola. El tapón plateado es otro acierto, ya que el contenido es la medida idónea (50 ml) para un Gin Tonic, que sugieren elaborar con 200ml de tónica, abundante hielo, una ramita de romero, una hoja fresca de albahaca o piel de naranja.
En tanto la palabra Mare tiene un peso en la cultura mediterránea. Además del latín “mar”, en catalán tiene un significado más familiar: significa “maternal”.
El ejecutivo anfitrión nos explicó cuáles son los segmentos en Spirits, desde arriba: Luxury, Ultra Premium, Súper Premium, Premium, Standard, Value y Standard Value. El último son los ubicados por debajo de la línea visual en una góndola. Gin Mare estaría en el Súper Premium, alegando que es un Top 5 a nivel mundial: La revista colega Drinks International (Inglaterra) en su última entrega lo ubica en la 4ta. posición de Gins más vendidos entre las barras top del mundo, detrás de 1° Hendrick´s, 2° Tanqueray Ten y 3° Martin Millers.
Vale la pena ser claros: las marcas tratan de generar valor a través de botellas distintivas e historias para contar. En este caso el alto precio no radica en el costo de producción, ni en tiempos de añejamiento que no existen, ni en estructura de personal ni siquiera en inversión publicitaria que es insignificante para el precio final que paga el consumidor: en origen está entre 35 y 45 euros. Esto es por encima de la marca Tanqueray Ten (de Diageo), de Hendrick´s (de William Grant) y por debajo de G´Vine (Francia) que es la más cara del mundo.
En Argentina el precio en las pocas vinotecas en las que está hoy, es de unos 90 euros. Solo vale entender que en nuestro país los spirits siempre están al doble o incluso más, respecto al mercado de origen. En el caso de Mare el costo FOB para su importador es por debajo de 20 euros. El resto, multiplicado por 7 se lo llevan los impuestos internos, el IVA y las ganancias de los intermediarios. No en vano es una práctica totalmente instalada que los viajeros traigan botellas compradas en el exterior o en duty free, por la mitad de precio.

ESPAÑA: EL MERCADO DEL GIN

La producción es de 500.000 botellas al año (41.000 cajas de 12), de las cuales 350.000 logran vender (29.000 cajas): la mitad a España, luego Londres, Alemania, Italia y Australia como principales mercados. Al momento de nuestra visita a 27 países, mientras que ahora serían 36 los destinos.
España es uno de los mercados más grandes de Gins, con 4 millones de cajas al año. Por supuesto que vender allí 10.000 o 20.000 es insignificante. Hoy los súper premium en estos volúmenes en realidad son productos de imagen.
España tiene una gran tradición en “ginebras”, como llaman al gin. En un momento del 2005/2006 el famoso chef “molecular” Ferrán Adrià le dio un fuerte espaldarazo: habituaba beber GIN TONIC al terminar su jornada en la cocina. Los comensales lo veían salir con un copón de vino en la mano pero con burbujas y mucho hielo. El creador de El Bulli no comenzó a experimentar y ni a vender sus creaciones en ese campo de la mixología -como dijo el comercial para América Latina- sino que Adriá simplemente respondió que necesitaba una copa Cabernet para que entrara bastante hielo, no se le disolviera rápidamente en el calor de la cocina, ni se aguara ni calentara el contenido.
En España históricamente el GIN TONIC se bebe al final de la comida y no antes como un trago aperitivo. Además siempre fue servido en vaso Trago largo fino, con media rodaja de limón y la botellita de tónica aparte. Lo que descubrió el chef famoso (y no una marca) cambió radicalmente el sabor del trago por la influencia de la cantidad y tipo de hielo, más allá de lo aspiracional y del impacto visual de este Gin Tonic reversionado.
Desde hace unos años el GIN TONIC es un “fenómeno” -tal como expresó el alto ejecutivo que nos recibió-, post “moda” y “tendencia”. “Cualquier bar de pueblo tiene 60 a 90 etiquetas distintas”, afirmó. Luego llegarían marcas que se ubicarían en un segmento superior o súper premium, usando este Gin Tonic en copón y con variantes en los garnish. Ellos con Mare sacan 4 tragos cada año, 1 es un Gin Tonic siempre reversionado. El embajador Jorge Balbontín nos sirvió un par en copones de la marca, al finalizar la presentación. Entonces nos obsequiaron una botella (que sirvió para que Dellepiane conociera la marca), un libro de “Ginebras” (gins), una cucharilla con la M inicial y una curiosa latita con tierra para cultivar albahaca a usar en Gin Tonics.
Volveríamos a Barcelona y luego a la Argentina, con la concreta intención que Gin Mare comience a venir. Y así fue.

 NOTAS DE CATA – GIN MARE:

Nariz: Equilibrada entre el indispensable enebro y lo herbáceo del tomillo y el romero. Ciertas reminiscencias a pinos, tomates y olivas.
Boca: Buen cuerpo y textura oleosa. Notas de enebro y coriandro fresco que evolucionan a otras especiadas.
Final: Persistente y rico, su retrogusto es herbáceo. Prevalecen las olivas en balance con el cardamomo, el tomillo y la albahaca, ayudando a abrir el apetito.

Conclusión: Huele herbáceo, con el enebro resinoso y el tomillo dominando. Las aceitunas también son evidentes. Al probar brota más enebro con una ráfaga de albahaca, romero y tomillo, así como cilantro. La combinación se siente sabrosa y diferente a otros gins clásicos de tipo London dry, pudiendo considerarse a Mare dentro de una lista muy corta de gins "herbáceos".

Copyright © 2018 Bar and Drinks. Todos los derechos reservados.
Diseño web: Buccafusca